dimarts, 26 d’abril de 2011

Para qué Facebook y para qué Twitter

Todos mis amigos tienen Facebook. Toda mi familia tiene Facebook. Incluso mi padre, que tiene 63 años, está encantado con su iPhone, conectándose a Facebook, escuchando música a través de Spotify, jugando, leyendo el periódico. etcétera. Ha aprendido rápida y fácilmente (con mi ayuda, todo hay que decirlo). Hasta tienen una pàgina en Facebook de su pequeño comercio en Tarragona.
Pero no todos tienen Twitter. Y si lo tienen, muchos no lo usan. Esta mañana leía un artículo interesante del porqué: pues básicamente porque no lo entienden.
La clave, des de mi humilde opicnión, está en que las dos redes sociales tienen o deberían tener dos usos distintos. O al menos, el usuario puede darles el uso que desee a cada una de ellas. Esa es la gran diferencia  entre Facebook y Twitter: el uso que les des.

Evidentemente, tengo cuenta en Facebook, y es totalmente privada. Cuelgo fotos (pero no todos mis "amigos" pueden verlas, escribo comentarios en mi muro (pero no todos mis "amigos" pueden leerlos), y tampoco acepto como "amigo" a todo el mundo. ¿Por qué? Pues porque forma parte de mi intimidad en muchos casos, una intimidad muy normalita, y seguro que de poco interés para las masas (incluso para los que me conocen). Es mi vida online, de acuerdo, pero no es pública (si otros la hacen pública me parece bien, es sólo mi opción personal) y la comparto sólo con quien yo quiero.
Es muy fácil privatizar tu Facebook: sólo tienes que ir a Cuenta>Privacidad>Gestionar>Personalizar. También puedes crear grupos de gente que tendrán privatizaciones distintas en función de lo que quieras compartir con ellos y lo que no.

También tengo cuenta en Twitter, @mariavid, y es pública. No conozco personalmente a todos mis "amigos" y "seguidores" pero me nutro de ellos y ellos de mi. Quien quiera puede seguirme. A Twitter le doy un uso más profesional, me entero de lo que se cuece en aquellos sectores y temas que me interesan, APRENDO, comparto información que considero importante, etcétera. Es cierto que de vez en cuando muestro algo de mi, es inevitable y necesario porque mi vida offline y mi vida online cada vez van más de la mano!
Soy la misma persona en una red y en la otra, pero las uso de manera distinta porqué de momento me va bien así.