diumenge, 21 d’agost de 2011

Super 8

No acostumo  a escriure dos escrits en un dia però avui, l'últim dia abans d'incorporar-me a la feina i només una estona després d'escriure un post sobre les vacances i la feina en el món 2.0, he anat al cinema a veure Super 8 d'Steven Spielberg i no puc esperar a escriure aquest post.


Sempre he criticat la gent que no es queda al final de la pel·lícula per veure els títols de crèdit. Potser  ho faig perquè quan treballava a Barcelona Plató sempre ens feia gràcia veure els noms de l'equip que havia participat en el rodatge, perquè els coneixíem i perquè es tractava en la seva immensa majoria a gent de la indústria cinematogràfica catalana.

Coneixíem de primera mà l'esforç i ho volíem veure allà escrit, volíem saber on s'havien rodat les escenes, els agraïments, etcètera.




Avui m'ha fet molta gràcia el recurs utilitzat per Steven Spielberg al seu nou film com a recurs per a captar l'atenció de l'audiència en els títols de crèdit. Super 8 és una mena de The Goonies però en versió moderna i, si ho voleu, també hi té una semblança amb E.T., per allò del marcià amic dels nens. A mi, personalment no m'ha agradat massa però m'ha encantat el moment en el que, un cop finalitzada la pel·lícula, i quan molta gent ja se n'havia anat del cine i d'altres baixaven a les fosques, emmig dels títols de crèdit ha aparegut una altra pel·lícula: la que durant la història narrada per Spielberg filmen els seus protagonistes amb una super 8. M'ha encantat

A mi, fins i tot m'ha agradat més que el propi film, paga la pena esperar fins al final!

Enllaços relacionats:



Vacaciones 2.0 en la playa

Hoy es domingo 21 de agosto y para mi han terminado las vacaciones. Mañana empiezo de nuevo a trabajar. ¿Qué cómo me siento? Good!

Sí, aunque parezca mentira me siento bien e incluso tengo ganas de mañana volver a estar a tope en las Redes Sociales. Leyendo, buscando, investigando, creando, aprendiendo y compartiendo. Y haciendo también que otros aprendan. Suena divertido, ¿verdad? Ese es, entre otras muchas cosas, mi trabajo.
Durante las vacaciones no he desconectado del todo y, aunque no con la misma intensidad, he seguido tuiteando...  Mi klout lo ha notado  bastante, por cierto.

También he escuchado aquello de: "¿estás trabajando?"
_"No!, estoy... tuiteando... leyendo..."
Y es que puestos a leer el periódico en la playa y que vuelen las hojas con el viento, o se manchen de arena agua y sal.... leo mi TL con mi iPhone.

¿Es eso bueno o malo? ¿Somos afortunados los que trabajamos online haciendo lo que más nos gusta? Estos días no he distinguido entre chequear mi TL para ver los comentarios e impresiones que generaban en Twitter los dos partidos del Barça-Madrid, la visita del Papa, la ola de calor o las últimas noticias relacionadas con el Social Media.

Y así es como mañana continuaré haciendo lo que no he dejado de hacer estos días de relax, aunque eso sí, a otro ritmo y en la oficina, sin bikini ni vistas al mar.



Enlaces relacionados:

dilluns, 1 d’agost de 2011

Cómo conseguir que un gurú te siga y luego te haga UNFOLLOW

¿Os acordais de la canción "Follow the lider lider lider, Follow the lider.... ¡SIGUEME!"? Quiero contaros en este post algo que me ha pasado estos últimos días por no estar al 100% pendiente de mi cuenta en Twitter (@mariavid).

Como eterna aprendiz de las Redes Sociales y enamorada de Twitter aprendo de los que más saben y, por supuesto, quiero que los líderes de opinión me sigan, y que los gurús del Social Media se cuenten entre mis seguidores.

La gente, por norma general, suele devolver un follow cuando más o menos la bio es similar a la suya o hay cuentas comunes entre los seguidores. Pero cuando hablamos de gurús ese feedback es menos común. Por ese motivo os contaré mi táctica, que de momento ha funcionado sólo al 50%.

Hace algún tiempo creé una lista llamada "Influyentes" (la idea es de @aguspazelias) y fui alimentando el ego de muchos de ellos con el único objetivo de alimentar el mío y conseguir que ellos me siguieran a mi. Les hacía RTs, les mencionaba, etcétera. En algún caso funcionó, aunque la mayoría no ha picado... nada, en algún caso de ego extremo no hay manera.

Suelo usar las Twit-Herramientas para saber quién no me sigue, pero sobretodo para descubrir los que me seguían y lo han dejado de hacer. Hace una semana descubrí que @Yoriento me había hecho un unfollow... damn it! Mi táctica había funcionado y yo no me percaté, así que nunca le devolví el follow!!! Para tranquilizarme (y no pensar realmente el porqué) pensé que no podía ser posible, que había un error, y mi cerebro 2.0 hizo reset total. Al fin y al cabo, todos sabemos que las herramientas pueden no ser del todo exactas...

Pero esta semana recibí el informe de TwentyFeet y... ¡HORROR! Efectivamente: @Yoriento me hizo un unfollow.


Ahora puedo asegurar que mi táctica funciona. Sí sí, funciona. Muchos ya me siguen, pero he aprendido que no lo estaba haciendo del todo bien... ¿Alimentaba el ego de los gurús o el mío?. Y es que no hace falta ser gurú para tenerlo, todos tenemos y nos encanta alimentarlo y sobre todo que lo alimenten otros, pero no hay que pasarse.

¿Tan importante es la cantidad? Hay muchos "influyentes" que no tienen miles y miles de followers y en cambio son referencia en su sector. No nos obsesionemos. Os recomiendo que penséis mucho en vuestros seguidores y en qué les ofrecéis para que continúen ahí. Seamos creativos.

El objetivos no es que nos siga cuanta más gente mejor. No todo vale. Lo importante es cuidar a los que tenemos. La calidad importa.

Enlaces interesantes relacionados: